Después de más de un siglo de historia del auto eléctrico (es más antiguo que el motor de combustión interna) parece ser que por fin se impondrá. Cada vez son más los fabricantes tradicionales que tienen uno o más en sus modelos, y los que todavía no tienen al menos un coche eléctrico en su gama, lo tendrán. Todavía queda camino por recorrer para que se imponga realmente, pero cada vez son más los argumentos en favor del auto eléctrico. 

Frente a un coche con motor de combustión interna o un híbrido, un coche eléctrico es mucho más sencillo, especialmente si hablamos de los motores. Sin embargo, la complejidad de un eléctrico está en los detalles que  son los que marcan la diferencia. 

Todo parece indicar que el futuro está en estos vehículos movidos sin necesidad de gasolina o gasóleo. ¿Por qué son buenos los coches eléctricos? ¿Reducen la dependencia energética y la contaminación? Desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ofrecen las claves de los coches eléctricos. Los motores de los coches eléctricos tienen una eficiencia que ronda el 75 por ciento, mientras que en el caso de los clásicos motores de combustión apenas llega al 20-25 por ciento, ya que  parte de la energía se pierde en forma de calor.

¿Y qué hay de sus componentes?

Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp, la mayor siderúrgica de Japón y una de las más importantes a nivel mundial, se  está preparando para abastecer de acero a los ensambladores de coches eléctricos. Estos requieren materiales más ligeros, y para ello también unirán fuerzas con fabricantes de otros materiales. 

La reducción del peso del coche es una prioridad en este tipo de vehículos. En opinión de Nippon Steel, el acero seguirá siendo el principal material para la fabricación de vehículos, debido a que ofrece la mejor relación calidad-precio. Y por ello las demás acereras deben prepararse para surtir a los diferentes fabricantes de autos. Se estima que para el año 2030 casi el 30% de los vehículos serán eléctricos, actualmente ronda en alrededor del 1%.

Las siderúrgicas deben enfrentar la competencia de los productores de aluminio, fibra de carbono y otros materiales livianos que buscan sacar provecho en estos tiempos de cambios. 

Materiales de acero empleados en el proceso de producción de autos eléctricos:  

Tubos de perfil tubería 30 x 2 y cuadrado 40x40x2 de acero: Para crear el bastidor, se empleó tubos de acero extruido.  Tornillería de calidad mínima 8.8: Estos tornillos son de mayor calidad de los que podemos emplear en reparaciones domésticas y es el estándar mínimo empleado en automoción. El diseño y optimización del chasis de un vehículo eléctrico autónomo necesitan tornillos que sean resistentes no solo a las cargas que se apliquen, sino también al desgaste producido por las vibraciones de un vehículo en movimiento, causantes de fricción entre componentes y deterioro de la tornillería. En caso de usar tornillos de calidad inferior a la comentada, podrá darse el caso de que la vida útil de estos sea muy corta, poniendo en riesgo el acople de los componentes.  

Planchas de aluminio: Para las planchas que forman el suelo, se emplearon planchas de este aluminio aleado, que tiene gran dureza por la combinación de los elementos que lo forman y muy poca elasticidad, para evitar que las planchas se deformen por su uso.