La Serie 300 AISI es la más extensa de la clasificación de aceros. Los aceros que contiene mantienen un  alto contenido de níquel y hasta 2% de manganeso. También puede contener molibdeno, cobre, silicio, aluminio, titanio y niobio, elementos que son adicionados para conferir determinadas características. En ciertos tipos de acero se usa azufre o selenio para mejorar su habilidad de maquinación.

Los aceros inoxidables de la serie 300 se clasifican como austeníticos y se pueden endurecer solo por métodos de trabajo en frío. Estos grados de acero inoxidable tienen cromo aprox. de 18 a 30% y  de níquel aprox. 6 a 20%, como sus principales adiciones de aleación.

Los aceros de la serie 300 están inventariados en placas de acero inoxidable, láminas, barras, tubos, tubos y productos estructurales.

301

Es el de menor resistencia a la corrosión entre los de de la serie 300. Puede ser fácilmente formado y ofrece buenas propiedades de soldabilidad. Utilizado en aviones, decoración arquitectónica, cajas de ferrocarril y de tráiler, cubiertas de rines, equipos para procesamiento de alimentos.

302

La aleación 302 es una variación del 18% de cromo 8% de aleación austenítica de níquel, que es la más común y la más utilizada entre los aceros inoxidables. La aleación 302 es una versión ligeramente más alta de carbono que el 304. Se presenta a menudo en tiras y alambres. Es un grado resistente y dúctil que demuestra una resistencia a la corrosión adecuada, no es magnético y no se puede endurecer por tratamiento térmico. La aleación 302 se usa generalmente en su condición de recocido y tiene una gran facilidad de fabricación y conformabilidad. Algunos ejemplos de productos que están construidos parcial o completamente de 302 incluyen: Licuadoras, rejillas para platos, lavaplatos, refrigeradores y lavadoras.

303

Especial para propósitos de maquinado, buena resistencia a la oxidación en ambientes de hasta 900º C. Se emplea para cortes pesados. Se usa para la fabricación de partes para bombas, partes maquinadas y flechas.  Además se usa con frecuencia en aplicaciones que requieren que las piezas estén muy mecanizadas. Algunos ejemplos: Tuercas y tornillos, guarniciones de aviones, engranajes, empulgueras, ejes, casquillos.

304

Suele ser  el más utilizado de la serie 300. Para todo propósito, tiene propiedades adecuadas para gran cantidad de aplicaciones. Se recomienda para construcciones ligeras que  requieren soldadura y necesitan buen nivel de resistencia a la corrosión. Tiene buen desempeño en temperaturas elevadas (800 a 900º C) y excelentes propiedades mecánicas. Es recomendable para soldar altos espesores de material. Algunas aplicaciones son equipo químico de proceso, accesorios para aviones, remaches, equipo para hospitales, etc.

 

309

Poseen alta resistencia mecánica, tenacidad y excelente resistencia a la oxidación en temperaturas de hasta 1000º C. Calentadores de aire, equipos para procesos químicos, partes de quemadores de turbinas de gas e intercambiadores de calor son algunas de las aplicaciones más comunes fabricadas con este tipo de acero.

310

Es muy usado en servicios que requieren altas temperaturas. Se utiliza para – fabricar calentadores de aire, equipo para tratamiento térmico de aceros, equipo para procesos químicos , etc.

 316 / 316L

La aleación  es de acero inoxidable austenítico con molibdeno. El mayor contenido de níquel y molibdeno en este grado le permite tener mejores propiedades de resistencia a la corrosión en general que 304, especialmente con respecto a la corrosión de picaduras y grietas en ambientes de cloro y entornos de alta salinidad. Además, está  aleación proporciona excelentes resistencias a la tensión, a la deformación y a la ruptura por tensión a temperaturas elevadas, así como excelente conformabilidad y soldabilidad. 316L es la versión con menos carbono de todos los 316 por lo que se utiliza con mucha frecuencia en componentes soldados de gran espesor. Algunas aplicaciones: Equipos para preparación de alimentos, especialmente en ambientes de cloruro, procesos químico, equipos de laboratorio, maquinaria de caucho, plásticos, pulpa y papel. Equipos de control de la contaminación. Accesorios para embarcaciones, valor y ajuste de la bomba. Industrias farmacéuticas y textiles. Condensadores, evaporadores y depósitos.

317L

La aleación genera un acero inoxidable austenítico con bajo contenido de carbono y molibdeno con mayores adiciones de cromo y níquel,  para una mejor resistencia a la corrosión y al ataque químico por los ácidos sulfurosos, acético, fórmico, cítrico y tartárico. Debido a su bajo contenido de carbono, también proporciona resistencia a la sensibilización cuando se suelda y una mayor fluencia, tensión a la rotura y resistencia a la tracción a temperaturas elevadas. No es magnético en el estado recocido pero puede volverse ligeramente magnético después de la soldadura. Aplicaciones: Se usa comúnmente para manipular azufre, licor de pulpa, colorantes ácidos, mezclas de acetilación y nitración, soluciones de blanqueo, carbón y aceite severos, y muchos compuestos químicos.  Otras aplicaciones son en equipos de manipulación de papel y celulosa, equipos de procesamiento químico y petroquímico, condensadores en centrales eléctricas de energía fósil y nuclear, equipo de procesamiento de alimentos y equipo textil

321

La aleación 321 es un acero inoxidable austenítico estabilizado con titanio con buena resistencia general a la corrosión, en particular después de la exposición a temperaturas en el rango de precipitación de carburo de cromo de 800 – 1500 ° F (427 – 816 ° C). La aleación resiste la oxidación a 1500 ° F (816 ° C) y tiene mayores propiedades de fluencia y ruptura por tensión que las aleaciones 304 y 304L. También posee buena tenacidad a baja temperatura.

Esta aleación es la versión con mayor contenido de carbono (0.04 – 0.10) de la aleación. Fue desarrollado para mejorar la resistencia a la fluencia y para una mayor resistencia a temperaturas superiores a 1000 grados (537 ° C). En la mayoría de los casos, el contenido de carbono de la placa permite la doble certificación.

La aleación 321 no puede ser endurecida por tratamiento térmico, solo por trabajo en frío. Puede soldarse y procesarse fácilmente según las prácticas estándar de fabricación de talleres. Aplicaciones comunes: Aeroespacial, colectores de motor de pistón, procesamiento químico, juntas de expansión,  equipo de almacenamiento y procesamiento de alimentos

refinación de petróleo, tratamiento de residuos – oxidantes térmicos.

347/347H

La aleación 347 es un acero de cromo austenítico y estabilizado que contiene columbio que permite la eliminación de la precipitación del carburo y, en consecuencia, la corrosión intergranular. La aleación 347 está estabilizada por las adiciones de cromo y tantalio y ofrece mayores propiedades de ruptura por fluencia y deformación que la aleación 304 y 304L, que también se pueden usar para exposiciones en las que la sensibilización y la corrosión intergranular son importantes. La adición de columbio permite además que la aleación tenga una excelente resistencia a la corrosión, incluso superior a la de la aleación 321. 347H es la forma de composición de carbono más alta de la Aleación 347 y demuestra propiedades mejoradas de alta temperatura y fluencia. Aplicaciones: Se usa con frecuencia para la fabricación de equipos, que deben ponerse en servicio en condiciones de corrosión severa, y también es común en las industrias de refinación de petróleo. Las aplicaciones que usan consistentemente esta aleación incluyen: Procesos químicos de alta temperatura. Tubos intercambiadores de calor. Servicio de vapor de alta temperatura. Tubos de vapor de alta presión. Sobrecalentadores radiantes. Tubos de caldera Sistemas de escape de alta resistencia y  tubería de refinerías.